Sede

Sede del congreso

RECTORADO DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA

C/ San Fernando, nº 4. Sevilla.

Este edificio fue en el siglo XVIII, la mayor construcción industrial de toda Europa.

De las cigarreras que en sus naves trabajaron quedan recuerdos en los lienzos que se encuentran dentro de la Real Fábrica de Tabacos. Se puede destacar de todos ellos, el realizado por Gonzalo Bilbao, cuyas obras costumbristas más conocidas están en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, entre ellas las de las cigarreras. Alrededor de la fábrica se cavó un foso jalonado por varias garitas, lo que induce a creer que debió tener carácter defensivo. Hoy en día es la sede central de la Universidad hispalense.

Sevilla

Sevilla, capital de Andalucí­a, ciudad romana, árabe, renacentista, barroca, americana, mariana, flamenca, torera, moderna, festiva, luminosa, perfumada, marinera, tradicional, hospitalaria, graciosa, cosmopolita, religiosa… Todos estos adjetivos y muchos más se podrí­an añadir a esta ciudad, que además de personificar el tópico de lo “español” y lo “andaluz”, guarda tal cantidad de atractivos artísticos, culturales, de ocio, sociales y turí­sticos que serí­a prolijo enumerar; pero que la han convertido en una de las ciudades más universales, conocidas y visitadas del mundo, cuna e inspiración de escritores, pintores y artistas en general.

Resultarí­a imposible encontrar en una urbe tantos, tan variados y tan singulares monumentos y lugares de gran belleza como la Giralda, la Catedral, los Reales Alcázares, la Torre del Oro, el Patio de los Naranjos, la Maestranza, la Casa de Pilatos, la Plaza de España, el Parque de Marí­a Luisa, el Teatro de la Maestranza, el Palacio de San Telmo, el Archivo de Indias, el Barrio de Santa Cruz, la Lonja, el Palacio Arzobispal, la Fábrica de Tabacos, el Ayuntamiento, el Palacio de las Dueñas, la Torre de Don Fadrique, las Murallas, la Basí­lica de la Macarena, el Museo de Bellas Artes, el Museo de Arte Contemporáneo, la Alameda de Hércules, el Barrio de Triana, los puentes sobre el Guadalquivir, la Cartuja y las instalaciones de la Expo 92, los edificios de la Exposición de 1929, la Casa de Luca de Tena, los patios de sus casas tradicionales, los balcones y rejas, y un sinfí­n de iglesias, conventos y detalles que convierten su centro histórico en un museo al aire libre.

Si a todo ello le añadimos sus tabernas, su gastronomí­a, sus fiestas y la gracia y hospitalidad de sus gentes, nos resulta un conjunto lleno de colorido, dramatismo, luz, música, alegrí­a, tradición y modernidad, difí­cil de igualar.

CÓMO LLEGAR A SEVILLA

Sevilla cuenta con excelentes comunicaciones terrestres y aéreas que permiten un acceso fácil y cómodo a la ciudad, sea cual sea el medio de transporte elegido.

En Avión

Para obtener información acerca de los vuelos con Sevilla puede contactar con AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea): http://www.aena.es

El aeropuerto se encuentra situado diez kilómetros al norte de la ciudad, junto a la carretera A-4. Sus instalaciones fueron diseñadas por el prestigioso arquitecto español Rafael Moneo. En la actualidad, casi cinco millones de viajeros utilizan este aeropuerto cada año, la mayoría de ellos procedentes de otras ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Bilbao o Valencia. No obstante, hay numerosas conexiones con ciudades europeas como Londres, París, Roma, Milán, etc. A la hora de desplazarse desde el aeropuerto hasta el centro urbano, el visitante podrá decantarse por el taxi o bien por un servicio especial de autobuses, que une la Plaza de Armas, en el centro de la ciudad, con el aeropuerto, con paradas intermedias como la estación de tren y AVE de Santa Justa. El viaje tiene una duración aproximada de 35 minutos.

 

Conexión al aeropuerto

En Tren

Para obtener información acerca de los trenes con Sevilla puede contactar con RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles): http://www.renfe.es

Desde 1992, Sevilla cuenta con el tren de alta velocidad AVE. Dicho tren realiza alrededor de una veintena de trayectos diarios (en cada sentido) entre Sevilla y la capital de España, con una duración que ronda las dos horas y media. El AVE también conecta con Barcelona, pasando por Zaragoza, en alrededor de cinco horas y media y con Valencia en algo menos de cuatro horas. La Estación de Santa Justa se encuentra situada en la avenida de Kansas City, a escasos minutos a pie del casco antiguo. Sevilla cuenta además con otras líneas de largo recorrido. Por su parte, los trenes regionales conectan Sevilla con el resto de capitales andaluzas, así como con otros muchos municipios.

En coche

Una buena manera de llegar a Sevilla es por carretera, ya que la capital dispone de una amplia infraestructura viaria que incluye un buen número de autopistas y autovías. Cabe mencionar la A-4, que conecta Andalucía con Madrid, y la A-66, que llega hasta Mérida y conecta con la A-5, que también llega hasta Madrid. Granada y la Costa del Sol están comunicadas con la capital hispalense por la autovía A-92. Hacia Portugal, será necesario tomar la autovía A-49. Por último, Sevilla y Cádiz están enlazadas tanto por la A-4 como por la E-5. Todas las salidas a las autovías y carreteras nacionales parten de la ronda de circunvalación SE-30, que rodea la ciudad y tiene numerosas entradas al núcleo urbano.

En Autobús

La ciudad cuenta con dos estaciones de autobuses. La principal es la de la Plaza de Armas, ya que acoge numerosos trayectos diarios nacionales e internacionales. Mientras, en la Estación de Autobuses del “Prado de San Sebastián” operan líneas regulares de ámbito regional.